viernes, 14 de noviembre de 2008

Mis Recuerdos de Ana Frank - Miep Gies

En una visita a mí lugar preferido de Caracas, debajo del Puente Fuerzas Armadas, mi papá y yo conseguimos un libro muy peculiar que no habíamos visto antes, “Mis recuerdos de Ana Frank” de Miep Gies, llamando mucho nuestra atención por su reseña: “El relato de la mujer que ayudó a la familia Frank a esconderse y salvó el Diario de Ana”. Realmente otro tesoro encontrado.

                Luego de leerlo puedo decir que es de lectura OBLIGATORIA para toda persona que haya leído el Diario de Ana Frank, es el complemento perfecto, se debería incluir como secuela de él. Miep Gies, con la ayuda de Alison Leslie Gold, realiza una especia de autobiografía, donde conocemos el antes y el después del anexo secreto.

                Nos permite profundizar más acerca de la Segunda Guerra Mundial, pero desde la perspectiva de una joven Holandesa, del día a día de una trabajadora. Como ayudar a los judíos a esconderse, conseguir la escasa comida existente, cómo vivir en una ciudad llena de soldados Alemanes en busca de traidores. Cómo soportar tanta miseria y tortura humana. Un ambiente que solo puede ser descrito y conocido fielmente a través de su lectura.

                Agregándole, claro está, el nexo tan importante que tiene Miep con la familia Frank, especialmente con Ana. Este lazo ya es descrito por ella misma en el Diario, y la autora nos permite conocerlo aún más. Además se conoce a través del libro la otra parte exterior que no supimos con el diario, nos permite entender muchas cosas que Ana nunca pudo comprender.

                Realmente un libro inigualable. Y lo que más me impresiona de todo, es que me alegré y hasta lloré con el libro. Sufrí lo que sufrió la protagonista y los personajes, pasé hambre, estuve a punto de ser descubiertas por los nazis. Pero lo más impactante de todo, es que este libro no es como los que siempre leo, esta vez los personajes fueron reales y vivieron todo lo relatado. Ojalá se hubiese quedado sólo en la imaginación.

“Desde la primera palabra, sentí la voz de Ana que volvía para hablarme desde donde estuviera. Perdí la noción del tiempo. La presencia de mi joven amiga escapaba del libro llena de vida, con sus diversos estados de ánimo, su curiosidad, sus sentimientos. Ya no se había ido, no la habían destruido. Vivía de nuevo en mi mente.”

“(…) Al llegar a la última palabra no experimenté el dolor que había supuesto. Estaba contenta de haberlo leído por fin. El vacío de mi corazón se hallaba colmado. Se había perdido mucho; pero la voz de Ana nunca se perdería. Mi pequeña amiga había dejado al mundo un legado sorprendente.”

“Pero siempre, en todos los momentos de mi vida, he deseado que las cosas hubiesen sido distintas. Que, aunque el mundo se hubiera perdido el Diario de Ana, ella y los demás, se hubiesen salvado.”

No pasa un día sin que llore por ellos.”

Miep Gies – Parrafos finales del libro.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No hay ninguna pagina en la que la pueda descargar?! :''(

Mirgodhel dijo...

Hola amiga. No lo hemos conseguido. Pero te invito que si llegas a encontrarlo, por favor compártelo con nosotros ¡Saludos!

Eunice Martinez dijo...

Holaa... No sabes si está en pdf?