jueves, 22 de enero de 2009

Sentido y Sensibilidad - Jane Austen


Luego de haber leído Orgullo y Prejuicio no podía perder la oportunidad de adentrarme más en el mundo de Jane Austen a través de otras de sus obras más reconocidas.

Entramos en la vida de una familia que pasa por muchas necesidades, parecidas a las de Janey Elizabeth Bennet. En este caso son sólo tres hijas que pierden a su padre al comienzo de la novela, encontrándose en desventaja porque ninguna de ellas puede heredar las tierras ni el dinero.
Su hermanastro Mr. Dashwood es el que se queda con todo. Una escena muy parecida de escasez de recursos como la de Orgullo y Prejuicio, algo que no es una simple coincidencia con lo que sufrió la autora en realidad.
Al principio la obra me pareció un poco lenta. Pero es algo característico de la autora sumergirnos en todas las tradiciones de Londres del siglo XVIII. Conocemos las reglas sociales, actividades que se realizaban en los día libres, cómo eran los bailes y un sinfín de características más.
La historia toma un buen ritmo cuando las dos hermanas, Marianne y Elinor viajan a Londres. En esta parte quiero hacer un paréntesis, porque por primera vez me ocurrió algo un poco cómico. Cuando Marianne le muestra las cartas a Elinor que le envió Willoughby (me parece el nudo de toda la historia) había un salto de 20 páginas ¡Dios mío! Jajajajajaj ¿Cómo iba a hacer? Con todo lo que me costó encontrar el libro. Esta vez internet me ayudó de nuevo.

Hablando del verdadero fondo de la historia, me gustó la contraposición tan marcada de las actitudes frente a la vida de ambas hermanas.

El sentido, representado por Elinor. Una muchacha que para todo utiliza la razón, reflexiona acerca de sus actos y consecuencias, además de buscar una soluciones óptimas para toda la familia. Aunque para el amor no es tan entregada. Aquí se observa otra coincidencia, pues Jane en Orgullo y Prejuicio era igualmente reservada en sus sentimientos, lo mismo ocurría con la hermana mayor de la autora, Cassandra.

En total contraposición tenemos a Marianne, una joven que se deja llevar por sus percepciones, sentimientos, por el amor y la amistad sin poder controlarlas. La misma característica de Elizabeht y de la misma Jane. En la película "La joven Jane" nos muestra esta fase de su vida donde la poesía de amor, los libros y la libertad era lo único que la llenaban de verdad. Igual que nuestras otras dos protagonista.

Algo hermoso de estas obras es que, primero, nos muestra la pureza misma de la naturaleza de la mujer, sus maneras de proceder, de pensar, de ilusionarse; y segundo, que lo hace simplemente basándose en vivencias de ellas, en anécdotas de su vida, describiéndose a sí misma en miles de ocasiones. Algo un poco más difícil a mi parecer, pues no es fácil ficción la propia vida.

Una cosa que no me gustó mucho en el libro, fue la falta de diálogo, de descripciones en escenas determinantes. Esto en comparación con Orgullo y Prejuicio. De verdad las conversaciones quedaban en un segundo plano hasta más de la mitad de la obra. Muy distinto a la historia de Elizabeth Bennet. También hay que tomar en cuenta, que su primera obra fue Sentido y Sensibilidad en 1811 seguida por la otra con la que se compara en 1813. Dos años que realmente marcaron una diferencia.

Otra parte que me impresionó fue cuando Marianne toma la decisión de no atormentar más a su familia con su sufrimiento, si no dedicarse a ella, a instruirse y ayudar a su madre en lo que necesite. Un página llena de dolor y de resignación. Sentí como si fuese la misma Austen la que me relataba todo lo que sintió cuando James McAvoy se alejaba. Esa historia que en su vida no pudo tener su final feliz, logró componerla en Sentido y Sensibilidad.

Un libro increíble que al final nos enseña que el equilibrio en todo es la medida perfecta para todo en nuestra vida. No podemos dejarnos llevar sólo por el sentido o sólo por la sensibilidad. Cuando estas dos hermana aprendieron dónde está el termino medio pudieron finalmente ser felices.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Debbi!! acabo de llegar por casualidad a tu blogg! Lo estuve leyendo, y de verdad está muy bueno. Se nota mucho empeño y dedicación de tu parte. Creo que vas a ser una gran periodista.
Raki Abend.

Debbi A. De Jesús / Mirgódhel dijo...

Rakii! =D Gracias por tu cometario! Realmente lo aprecio muchooo! Ojalá sea así... ya veremos en el futuro! Un abrazo! =D